[Análisis] Mario Kart 8: evolución a todo gas…

Por Moisés Mora.

30 de mayo de 2014. Amanece soleado, irradia una energía cósmica en todo el país, se acerca algo grande y el clima es cómplice. Ese mismo día durante la tarde, llueve, típico clima de un país tropical como el nuestro; en la Avenida Central hago todo lo posible por llegar a comprar lo que luego será la ilusión más grande desde hace mucho tiempo, no es para menos: ¡Hoy sale Mario Kart 8!
Curioso, el día de hoy decide colapsar Costa Rica, un auto en llamas bloquea la 27 (curiosa coincidencia que el día que se inicia el caos virtual en un juego de carreras, inicia el caos víal en el país), 6:00 pm,  salgo corriendo para tomar un autobús, 7:00 p.m. apenas viene llegando mi medio de transporte; la desesperación comienza a apoderarse de mí. 9:00 p.m. llego a casa, raudo enciendo mi Wii U, el mundo comienza a ser soleado otra vez e inicio una de las aventuras más formidables de que tenga reciente data.
Mucha agua ha pasado debajo del puente tras el primer Mario Kart
Me pregunto, mientras espero si, Nintedo EAD en el lejano 1992 pudo imaginar la magnitud de lo que estaba creando entonces; algo me sugiere que no, que las obras de arte, son incorpóreas, no tienen una persona detrás, son una idea más grande que alguien, más grande que algo, es toda una corriente de pensamiento plasmada en medios humanos. Nuestro caso, un medio joven que aún goza de inmadurez, pero que desde su desarrollo temprano ha sabido valorar las joyas creadas por grandes personas.
Me abstraigo e inicio mi aventura, Mario Kart 8 inicia tan rápido como se juega, y es que si me permiten, una de las cosas que me sorprendió de este nuevo desarrollo es su nulo tiempo de carga, no hay actualizaciones, ni siquiera tenemos una introducción, HidekiKonno nos dice: ¡A lo que vinimos! Y así es como deben ser los videojuegos, simples, divertidos y sin otro objetivo más que hacernos reír.
Mario Kart 8 destaca no solamente por sus cuidados detalles gráficos, su fabulosa banda sonora orquestada o la amplia cantidad de circuitos; su sistema de juego (el núcleo de toda entrega de la serie) es lo que brilla con luz propia, ya sea solo o acompañado. Las nuevas mecánicas implementadas son una maravilla que deslumbra cual si fuéramos los prisioneros de la Caverna de Platón, la antigravedad y la exquisita selección de manejo hacen que la entrega número 8 de la serie sea por mucho la mejor que haya desarrollado el equipo de Kyoto.
Cada autopista en Mario Kart tiene espíritu propio, cada detalle cuidado a la perfección, cada personaje no jugable presente y toda la atmósfera que rodea al juego hacen que poco importe si vamos de primeros o de últimos, el paisaje nos regala un viaje digno de las mejores películas de Hayao Miyazaki. La viveza de los colores, las texturas y sobre todo el recorrido nos maravillan ya sea la primera o la quinta vez que jugamos un nivel. En lo personal encontré distintas formas de jugar cada vez que recorría una pista, añadamos a esto la alternancia en cada una de las partes que conforman el “kart” que utilicemos y tenemos una serie de cosmos infinito que expande cada una de las competiciones.
En lo personal, mis autopistas favoritas fueron: Mario Kart Stadium, Mount Wario, Mario Circuit, Rainbow Road y Toad Harbor. Es en estas pistas en donde me recordé como un niño que espera su figura de acción en navidad, los ojos brillantes, recorriendo cada detalle de estos circuitos me recordaron lo mucho que tenía de no divertirme en un videojuego como lo hice con este. Aclaro, no es que las demás autopistas carezcan de un ángel, o de una buena implementación de mecánicas; simplemente dentro de la genialidad que es Mario Kart 8, existen circuitos más geniales que otros.
Mount Wario
Ahora bien, cada vehículo en esta nueva entrega hace referencia a uno de los aspectos que no se habían cuidado lo suficiente dentro de la saga: la personalización. Sin embargo, más allá de poder adecuar nuestro kart como mejor nos guste, debemos tomar en cuenta que cada elemento que se añade o se quite alterará el equilibrio natural del mismo para satisfacer mejor nuestras necesidades de conducción.
Resalta además la enorme variedad de ítems, cada uno cuidado con mucho esmero, se extrañan clásicos como la caja falsa o el hongo gigante, sin embargo, he de decir que se sienten balanceados cada uno (a excepción de la moneda que pareciera es el ítem más común del juego) y su función no hace falta mencionarlo, será sacarnos de quicio cada que suframos víctimas de su tremendo poder. 
Eso sí, es necesario aclarar que en esta entrega los tres nuevos ítems se sienten muy bien dentro del repertorio, no hay ninguno que carezca de inspiración y fueron pensados con un uso en específico. La flor boomerang tiene la funcionalidad de un caparazón verde, con la diferencia que si fallamos de ida o vuelta (función básica de un boomerang) tendremos dos oportunidades más de utilizarla, los 8 ítems aleatorios son un verdadero salvavidas, el problema es que si uno no sabe el orden puede desperdiciar valiosos recursos, la planta piraña que nos sirve para devorar contrincantes y tener un turbo cada que manda un bocado sirve tanto para alcanzar a los demás como para dejarlos “knockout” y mi favorito: La Bocina, sirve tanto como defensa (¡hasta de un caparazón azul!) como de ataque.
La protección definitiva
El apartado multijugador sobresale en esta entrega, a no ser por la baja en la caída en el índice de  cuadros por segundo sería perfecto. Que Nintendo mantenga el “splitscreen” dentro de sus juegos habla de un artesano, quien acostumbrado a su labor, realiza sus obras de manera magistral, pulida y sería, sin importar lo que dicta la tradición, el artesano con cada obra que realiza pretende no sólo crear arte sino establecer estándares, generar un sentido de pertenencia único a su obra y que quienes tienen acceso a esta puedan vivir por siempre enamorados, por siempre ilusionados.
Como todo Mario Kart esta fue mi parte favorita, y aunque lo pude probar por solo unos minutos para jugar con mis amigos, la verdad es fascinante ver como pudimos ser niños otra vez, como esa nostalgia, esa sorpresa y esa frustración (entre ojos a todos los que usan indiscriminadamente el caparazón azul) nos tomaron por sorpresa una vez más de la mano del fontanero italiano.
Diversión que se niega a morir
La ilusión y la expectativa aumenta con la llegada de un online digno de un juego de este calibre, no sólo se trata de jugar contra extraños, se puede jugar con amigos, con personas de la región, con competidores mundiales, etc. El sistema de puntuación del juego, más que llamarnos a sentirnos mal por ser novatos, invita a mejorar para aumentar la cantidad de puntos. En mi caso pude experimentar todos estos elementos sin contratiempos menores o mayores, los servidores nunca se cayeron y tampoco sufrí de “lag” tomando en cuenta que mi conexión de datos dista de ser la mejor.
Dentro de este apartado es importante mencionar la función de Mario Kart TV, tuve algunos inconvenientes en conectar con mi cuenta de Youtube, y algunas veces se cae el contacto con el servidor de google, pero en general la función es bastante buena y divertida. Este video lo subí a mi canal utilizando el servicio.
Lo único que no encontré tan conveniente dentro de mi experiencia fue la modalidad batalla ya que pasamos de circuitos cerrados dedicados exclusivamente a la batalla, a una más abierta dentro de los circuitos, que sin bien no está del todo mal, supone un cambio que puede que a muchos no emocione del todo. Sumado a esto la imposibilidad de revivir una vez que se muere y que ahora los ítems de nuestro equipo nos pueden hacer daño, complican esta experiencia de manera innecesaria a mí parecer.
Para los fans de Nintendo, Mario Kart 8, es la cereza del pastel, el Santo Grial, un réquiem, una “santa morte”, que nos deja con un sabor dulce en la boca luego de probarlo. Jugar Mario Kart 8, es ser niños otra vez, es volver la mirada al pasado, transgredir formas y dejarse llevar por una experiencia única que vale cada minuto que se vive en ella. Mario Kart, demuestra que a pesar de la tendencia, a pesar de lo oxidado que puede resultar el tratamiento de los videojuegos como un juguete fino, elegante y preciso, todavía queda espacio para innovar, para romper moldes y para aires frescos dentro de la industria, aunque sea parte de una misma saga. Mario Kart es un “memento mori” un recordatorio de que la fugacidad de la vida pierde sentido siendo realistas y que el escapismo más inesperado se encuentra en nuestra sala de jugar.
Nos vemos en la pista
Posdata: Un elemento a destacar y esto más allá del juego, es la agresiva estrategia de marketing que está utilizando Nintendo en nuestro país, en la tienda en donde lo adquirí habían al menos tres consolas con demos para que la gente los probara (había una fila bastante considerable), e incluso me regalaron un portarretratos con forma de Gamepad con una foto con la portada del título de fondo, un excelente guiño a todos los fans de la saga.
***
Moisés Mora – Politólogo. Apasionado de la música, el manga, los videojuegos y el séptimo arte. En su tiempo libre, disfruta de hacer mezclas, y escribir sobre sus pasiones en nuestra sección de Cultura y Videojuegos. 

17 Respuestas a “[Análisis] Mario Kart 8: evolución a todo gas…

  1. Yo lo probé el mismo 30, la verdad me gusto bastante creo que es lo mejor que expone Nintendo hasta el momento, buena dinámica, el detalle de texturas es impresionante, un soundtrack impecable, el modo anti gravedad logra mantener longeva y dinámica la saga sin resultar tedioso o repetitivo, y complementa con buena dinámica aunque aún le falta madurar un poco a nintendo al modo on-line, en resumen breve un must para cualquier dueño de una Wii U

    Me gusta

  2. Demasiado bueno, lo único que no me gusto fue que cagaron un toque el modo batalla y no tener la opción de pantalla dividida para dos personas, uno jugando con la tele y el otro en el gamepad, pero lo demas super genial.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s